Saltar al contenido

Operacion de tiroides

intervencion quirugica de las glandulas tiroides

Operación de la tiroides

Su médico puede recomendarle que considere la cirugía u operación de tiroides por 4 razones principales:

  • Tiene un nódulo que podría ser cáncer de tiroides.
  • Tiene un diagnóstico de cáncer de tiroides.
  • Tiene un nódulo o bocio que está causando síntomas locales: compresión de la tráquea, dificultad para tragar o una masa visible o antiestética.
  • Tiene un nódulo o bocio que está causando síntomas debido a la producción y liberación de exceso de hormona tiroidea, ya sea un nódulo tóxico, un bocio multinodular tóxico o la enfermedad de Graves.

La extensión de la cirugía de tiroides debe ser discutida por la persona y su cirujano tiroideo y generalmente puede clasificarse como una tiroidectomía parcial o una tiroidectomía total. La eliminación de parte de la tiroides se puede clasificar como:

  • Una biopsia tiroidea abierta: una operación poco utilizada en la que se extirpa un nódulo directamente;
  • Una hemitiroidectomía o lobectomía tiroidea: donde se extirpa un lóbulo (la mitad) de la tiroides;
  • Una istmusectomía: extirpación del puente del tejido tiroideo entre los dos lóbulos; utilizado específicamente para tumores pequeños que se encuentran en el istmo.
  • Finalmente, una tiroidectomía total o casi total es la extirpación de la totalidad o la mayoría del tejido tiroideo.

La recomendación sobre el alcance de la cirugía de tiroides se determinará por el motivo de la cirugía. Por ejemplo, un nódulo confinado a un lado de la tiroides puede tratarse con una hemitiroidectomía. Si lo están evaluando para un bocio bilateral grande o un cáncer de tiroides grande, entonces probablemente tendrá una recomendación para una tiroidectomía total. Sin embargo, el alcance de la cirugía es tanto una decisión médica compleja como una decisión personal compleja y debe realizarse junto con su endocrinólogo y cirujano.

La razón más común para la cirugía de la tiroides es la extirpación de un nódulo tiroideo, que se ha descubierto que es sospechoso a través de una biopsia por aspiración con aguja fina.

Se puede recomendar cirugía para los siguientes resultados de la biopsia:

  • Cáncer (cáncer papilar);
  • Posible cáncer (neoplasia folicular o hallazgos atípicos); o
  • Biopsia no concluyente;
  • Prueba de marcador molecular de la muestra de biopsia que indica un riesgo de malignidad.

La cirugía también puede recomendarse para nódulos con resultados benignos de biopsia si el nódulo es grande, si continúa aumentando de tamaño o si causa síntomas (incomodidad, dificultad para tragar, etc.). La cirugía también es una opción para el tratamiento del hipertiroidismo.

Opciones

La cirugía está definitivamente indicada para eliminar nódulos sospechosos de cáncer de tiroides. En ausencia de una posibilidad de cáncer de tiroides, puede haber opciones no quirúrgicas para la terapia dependiendo de su diagnóstico. Debe analizar otras opciones de tratamiento con su médico que tenga experiencia en enfermedades de la tiroides.

En cuanto a otras operaciones, todos los pacientes que estén considerando la cirugía de tiroides deben ser evaluados preoperatoriamente con una historia médica minuciosa y detallada y un examen físico que incluya la evaluación cardiopulmonar (corazón y pulmones). A menudo se recomienda un electrocardiograma y una radiografía de tórax antes de la cirugía para pacientes mayores de 45 años o que presenten síntomas de enfermedad cardíaca. Se pueden realizar exámenes de sangre para determinar si hay un trastorno hemorrágico.

funcionamiento incorrecto de las tiroides

Tiroides alta

dolencias causadas el mal funcionamiento de las glandulas tiroides

Glandulas tiroides

persona afectada por mal funcionamiento de las tiroides

Tiroides